25 de septiembre de 2011

Curando y esperando

9 am del día después.
No he podido descansar mucho. La mente no me dejaba, recordando lo pasado, soñando con lo abandonado.
Cada vez más convencido de que tomé la decisión correcta (en la foto podeis ver una de las ampollas reventada).
Ahora estoy en la puerta del refugio, esperando emocionado a que lleguen mis compis, esos cracks que van a conseguir ser finishers de su primer ULTRA y recalco con mayúsculas.

2 comentarios:

susana dijo...

hola michel.
por mucho menos algunos se cogen bajas laborales permanentes
que pena de foto
las siguientes mas alegres, abrazos, lagrimas, paella...

Iván Alpera dijo...

Mucho ánimo! Que sepas que me encanta tu blog! Ya con solo iniciar la carrera sois unos campeones!

Un fuerte abrazo!