29 de diciembre de 2011

Senderos, rastros y fauna por Els Castellets


El recorrido de 16 km de esta tarde no se parece en nada a lo que tenía planeado. Pero para eso están los planes.
Dejo el coche en la Font del Molí y subo hacia el refugio con la idea de rodear el Puig haciendo la cima del Ponoig. Pero lo tengo del todo claro, y mientras voy subiendo, mi vista va de un lado a otro. Todo me llama la atención. Quiero seguir caminos distintos hoy. Quiero buscar algo nuevo.

Así que cuando llego al refugio del Puig, un impulso "escolánico" me hace desviarme por el sendero que baja al Mas del Oficial y seguir cada rastro que me luego me voy encontrando. Así comienzo a tirar colina arriba, siguiendo unos rastros que poco a poco van desapareciendo conforme gano altura.  Con más o menos dificultad, trepando a veces, pero sin exponerme, me encaramo a su cresta. Estoy un poco más abajo del Pas de la Rabosa. Hubiera sido más sencillo seguir el sendero que hasta allí llega desde el Coll del Pouet. Pero no sería lo mismo. Hoy me apetecía salirme del camino marcado.
Qué cosas, de adolescente me dió por el pelo largo, y ahora por las crestas.
Allí contemplo las vistas. No había visto el Puig desde esa perspectiva, ni había estado tan cerca del fabuloso cresterío de Els Castellets. Me dejo caer hacia el otro lado por una pedrera hasta que enlazo con el sendero que viene del Pas de la Rabosa hasta alcanzar la pista que interpreto se dirige hacia Socarets. 
Yo, Castellets y El Puig (por orden fotográfico, perdón)
La sigo en dirección contraria, al cresterío y justo en la base de la peña donde al principio había visto un abrigo en la roca (la dejo para más tarde), un sendero a mano derecho se desvía por su cara norte. En el árbol hay una cruz amarilla y blanca de camino erróneo. Lo que me faltaba para decidirme por dónde tirar.

Allá que voy. Hoy estoy poseido por no se qué. El sendero desciende ligeramente durante un par de kms siguiendo el borde de Els Castellets hasta que en un punto desaparece y se convierte en rastros. Entonces tiro hacia arriba, de nuevo campo a través, a buscar la piedra. Cuesta avanzar en ocasiones, pinos bajos, arbustos... pero me abro paso como puedo hasta tocar la roca. Son sólo unos 100 metros.
Allí se despeja un poco la vegetación, y me dirigo, con la mano en la roca, hasta algún punto que me permita asomarme o pasar al otro lado. Lo encuentro pronto..., y la vista es espectacular, y además, me encuentro una cueva en la que me meto a explorar un poco. Regalos del offtrail.
Desde el interior de la cueva
Alguna chapa para ayudar el acceso a la cueva

Me dejo caer ahora hacia el otro lado del Puig, pero no mucho bajo mucho de cota, lo justo para poder avanzar sin caerme. Quiero seguir avanzando todo lo cerca de la cresta en dirección hacia donde había visto el abrigo. 
Aparecen rastros. Los sigo. Subo. Bajo. Salto...
El abrigo
Y al final, el gran regalo de la jornada. Ante mí aparece una manada de cabras salvajes o arruis, no sé reconocerlos bien, pero vamos, un par de machos con buenos cuernos enroscados, con hembras más pequeñas y alguna criaturilla. Todos corretean cresta arriba asustados, hasta desaparecer. Los grabo, pero en casa me doy cuenta que el gran angular de la GoPro es una desventaja para estos menesteres.  Imaginaros mi sonrisa.
Sigo avanzando. Y más adelante, casi llegando al refugio, noto un olor familiar, y descubro a una pareja de jabalís, que sin mucha prisa van subiendo colina arriba. Mi sonrisa y mi emoción se hacen mucho mayores. También los grabo... pero son dos manchas marrones en la pantalla del ordenador. Ni mis hijos se creen que son dos jabalis.
Alcanzo el refugio, un natural abrigo bajo la roca, protegido con un murete de piedras. Interesante. Me lo apunto para volver un día con los niños para intentar volver a ver a mis nuevos amigos.
Espero unos minutos a ver el ocaso tras las montañas y emprendo viaje del vuelta. Desciendo la colina hasta que llego a la pista, aquí asfaltada, que va hacia Socarets. Enfrente, al otro lado del barranco, veo el Mas del Oficial, desde donde ya conozco el camino de vuelta (pista asfaltada, pero no puedo entretenerme más). Algún sendero tendrá que cruzar hasta allí... y lo encuentro un poco más arriba, marcado con un hito. Resulta ser el sendero que inicié con Hortensia y Jaime cuando fuimos a la ferrata del Ponoig y que abandonamos puesto que no iba al Puig. Y aquí estoy de nuevo, cerrando un círculo. El sendero es bonito, está bien delimitado, zigzageando una divertida bajada.

Desde el Mas del Oficial hasta la Font del Molí, poco que contar, asfalto. Si me hubiera quedado más luz y ganas, mejor subir de nuevo al refugio del Puig y bajar por donde vine.
De retirada por la pista. Marcados la Cueva y el Abrigo.

En definitiva, jornada OFF TRAIL, donde me he dejado llevar por los impulsos, siguiendo los rastros que me apetecía, dejándome perderme por sitios no conocidos, y contactando, aunque sólo sea visualmente, con esa naturaleza salvaje que a veces cuesta de sentir. Y eso ha sido todo un regalo.

Os dejo el mapa y el desnivel. Si alguien quiere el track que me lo pida (y que se lleve mallas largas)



5 comentarios:

el cunyat dijo...

Sempre han dit "no deixes les sendes velles per les novelles" però a vegades es lo més divertit ;)
Felicitats per la ruteta i a vorer si coincidim algún dia.
saaalut

Elías dijo...

Michel que ruta más chula, ya sabes... la apunto que me tienes que llevar, por cierto las fotos alucinantes, con las rocas bañadas por la luz dorada del sol de la tarde.

Anónimo dijo...

buena escursion, te puntualizo alga cosilla. desde el mas del oficial si que hay una senda que va asta el collado del cipreret (collado de la pista de asfalto de sacarest) desde alli tu trayecto es muy chulo y si a final de tu trayecto por cresta hubieses bajado cerca de las paredes habrias encontrado senda(donde tu lo dejaste comienza la zona de escalada) y si continuas por las sendas de la parte de bajo de las paredes a unos 500 m de donde regrasaste hay instalada una pequeña ferrata para acceder a la terraza y que usan los escaladores para acceder a las vias de los torreones superiores y por alli tambien puedes patear un poco.
els castellets son magics.

Michel dijo...

Gracias Anónimo por los detalles.
Sin duda, zona mágica para perderse.

garrotipadur dijo...

que màquines sou i quina sort tindre temps de tant en tant de fer una ruta a l'aventura i més mirant tot el que et vas trobar.
A seguir així!