14 de mayo de 2011

Multiaventura familiar

Realmente agotador. Casi más que la Trailwalker del fín de semana pasado.
Por diferentes piruetas familiares, esta mañana hemos salido de casa los "mayorzotes", o sea, el papi con Pau y Nico.
La hoja de ruta la he ido conformando según pasaban las horas y veía cómo el equipo aguantaba (casi me quedo sin recursos...)

Recordando algunas recomendaciones nativas de Jaime y viendo que el día iba a quedar bastante despejado, hemos cogido rumbo al valle de Guadalest.

Resfrescante baño pocero.
1ª etapa. Minibarranquismo en L'Abdet.

No llevábamos neopreno, ni casco, ni zapas adecuadas... Pero nos hemos dado unos chapuzones más buenos en las pozas que hay en la salida del Barranc, que han sido la envidia de algunos de los turistas que, enfundados en sus neoprenos recién alquilados, iban a comenzar su descenso.

El agua fría, sin duda, pero con ganas de pasarlo bien no hay baño que se resista.

Me he quedado con muchas ganas de llevármelos barranco abajo para que supieran lo que es un Acualandia de verdad, pero bueno, ya habrá tiempo.

Dieta mediterránea, como podeis ver.
2ª etapa. Avituallamiento.

Lo que en un primer momento iba a ser una parada rápida en el Burrikin volviendo a casa, se ha reconvertido en una parada más serena en La Venta de Benifato. De esta manera, podíamos seguir con nuestra carrera de etapas de hoy hacia nuestro siguiente objetivo...




3ª etapa. Ascensión al Castillo de Benifato ( de Confrides, de Alfofra)

Mis superfieras tras hollar cima

El equipo comanchi antes de iniciar descenso.
A estas alturas de la jornada y viendo lo alto que está el jodio (pienso en lo mal que lo pasarían muchas personas para construirlo) no lo tenía claro que lo alcanzáramos.
Pero dales una oportunidad a estos pequeñajos y verás como te sorprenden. ¡Qué placer!
Hemos comenzado la ascensión a las 4 de la tarde, algo que dentro de pocas semanas ya no se podrá hacer. Pista en suave y constante subida, solitaria, todo el rato con la Peña del Catell frente a tí, que me iba minando los ánimos del equipo con sus 1100 metros de altura (no en vano es el castillo más alto de nuestra provincia).
Cuando llegas a los pies de la Peña, sendero en ocasiones expuesto (alerta papis!!!) y en seguida, en las ruinas del castillo.
Pero hemos llegado bien y hemos disfrutado de sus vistas. Luego bajada más tranquila, planeando siguientes rutas por los parajes que nos rodeaban (Aitana, Serrella...)




4ª y última etapa. Retorno a casa.

La más dura. Aquí mi equipo se ha quedado frito en los asientos traseros y me ha tocado aguantar el tipo como correspondía. ¡Qué remedio! Pero lo he hecho encantado, porque hemos pasado una jornada enormemente divertida. 
Una pena que la mami y Lucas hoy no hayan podido acompañarnos, pero volveremos... 

Os dejo un pequeño vídeo con uno de los diamantes que hoy me he traido para casa:
video

3 comentarios:

andreu dijo...

estas forjando un equipazo!!

dentro de unos pocos años nos darán para el pelo y encima se nos cachondearán..

Anónimo dijo...

¡¡¡¡TEN CUIDADO CON ESE EQUIPO!!!
APUNTAN MANERAS. VERAS CUANDO LO TENGAS AL COMPLETO.
SIGUE DISFRUTANTO DE ESOS DIAMANTILLOS...............
Tomás

jaimescolano dijo...

Ni Piris, ni Alpes, ni Himalayas...Tenemos todo lo que necesitamos a mano... Força amic.